Las bodas preparadas hasta el último detalle, bohemias en medio de la naturaleza, con novios naturales que lo han hecho todo a medida, son mi debilidad.

Y a Juli, que la conozco desde hace 7 años, hizo una boda así.

Con ella he compartido momentos claves de mi vida. De buenos y no tan buenos, pero nos hemos ayudado día a día, en aquellos que no son tan divertidos.

Tenerla al lado, junto con las “foreras” es un regalo nacido de una casualidad, que me llevó el pasado 29 de junio, a acompañarla como fotógrafa y amiga en su boda.

Fue ideal. Con la ceremonia al aire libre, toda preparada por ellos, ella y Chloe a conjunto con sus coronas de flores, las amigas y familiares por casa, y aquel reportaje de novios entre trigo a la hora de la puesta de sol… todo ideal, todo fantásticamente preparado por los novios.

Un regalo de reportaje, un lujo donde sacar el máximo de mí. De compartir y de disfrutar.

¡Por muchos años más que sigamos estando tan cerca, Juli y Jaume!

Laia Ylla

Espacio: Masia Les Closanes
Catering: Kivicom Events
Vestido novia: Mimétik BCN
Coronas y ramos: El Taller de Kitina