Con María, de Con M de Madre, nos conocíamos de las Redes Sociales, de irnos siguiendo y hablando, porque además somos del mismo pueblo. Y por fin, un día nos pusimos cara y voy, durante la sesión que hicimos este veranos de embarazada.

Es su quinto embarazo y vino acompañada a la sesión de espigas, con sus otros cuatro hijos.

Así pues, como todavía no se conocía el sexo del bebé, decidimos haceer una sesión fotográfica antes de la “Gender Reveal Party” que tenía prevista hacer. Una fiesta donde se revela el sexo del pequeño, haciéndolo oficial.

Fue una sesión muy dinámica, con un globo gigante rosa (sí, es una niña!), que enamoró a los más pequeños, i con caras enfadadas y otras sonrientes (así son los niños), y de esto se trata, que sean ellos mismos y que los dejemos fluir.

Espero que os vaya muy bien con Rocío, ¡que tenemos ganas de conocerla!

Laia Ylla