Una mañana de invierno en el bosque, con Gala y sus padres

Las sesiones de invierno tienen magia.

Mañanas en silencio, de aire frío, de jerseys y bufandas, y de conectar con el alrededor. De cielos brillantes y sol que se escuela entre las hojas de los árboles, y familias que vienen a pasarlo bien.

Sin posar, como me dijeron Aina y Marc, que venían con su hija Gala a hacerse una sesión de familia para tener de recuerdo. Sin que hubiera que ser ninguna fecha especial, ni Navidad, ni un cumpleaños…porque sí, porque les apetecía tener unas fotos de los tres, donde salieran pasándolo bien.

Así que paseamos y todo va fue surgiendo. Sin mirar a cámara, jugando con sombreros y gorros de madre e hija, sentados en el suelo mirándose entre ellos. La luz hacía el resto dibujándose en esta bonita mañana.

¿No crees que no hace falta ninguna excusa para hacerse una sesión de fotos en familia?

Laia Ylla

2018-12-29T23:16:22+00:00

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.